30 de mayo de 2012

Adiós a la Talla 10

El sábado me levanté, me arreglé para ir a una reunión a la que me invitaron y oh sorpresa! no que cerraban los jeans. Pero por primera vez, no me importó de a mucho.

¿Será que con los años uno deja de preocuparse por este tipo de banalidades?

En lugar de ponerme unos jeans, saqué un pantalón negro y me fui para la fiesta que tenía. Simple.

El domingo intenté de nuevo con uno, el que más me gusta, y nada. Casi no logro que me subiera por las caderas. ¡Es una realidad! Tengo el culo tan grande que ya no me entran! Ja! la talla 10 ya no es lo mío, pensé. Y me puse otro pantalón.

Mi novio me preguntaba. ¿Pero será porque tienes el periodo? Espero que sí, vamos a ver si luego me entran. Pero de nuevo, para mi sorpresa no hubo nada de drama en mi reflexión.

Lo que más me sorprende es que, tal como dicen mis amigas, tengo una fijación con el tema del peso. Cuando veo a alguien lo primero que le digo es "Cómo estás de flaco (a)" "Cómo te has engordado" "Estás a dieta?" Y ese tipo de cosas.

El lío, más que la vanidad o la banalidad de por qué me he engordado es saber por qué me engordé. Si bien no me está importando mucho este tema ahora, no quiero llegar a ser una vaca talla 18... Gracias pero paso.

Entonces el análisis llevó a aceptar varias cosas que tengo que aceptar:

Y sí, he comido demasiada pizza, demasiado helado, demasiadas hamburguesas y demasiado chocolate.
Y sí, tengo nuevo trabajo y mucho estrés!
Y sí, me da pereza comer la comida que me prepara mi empleada
Y sí, cuando peleo con mi novio como el doble... Ya lloro menos, pero como más
y sí, amo comer!!

Hay miles de motivos pero hay uno peor que todos... Me da más ansiedad y más hambre cuando pienso que estoy gorda! Por ejemplo, me digo "hoy por la noche solo un yogurth" y a las dos horas me veo esculcando la nevera: que el queso, que la galleta, que... que... que... y luego me miro al espejo.

Hoy es miércoles y me entró uno de los jeans talla 10, el más viejo, que asumo que parece un talla 12 de tanto uso que le he dado... Respiro tranquila, aun no tengo que gastar mucha plata en ropa... ¿Pero será que podrá cerrar el pico?

Para los hombres que visitan el blog. 
Pido mis disculpas por poner este tema  tan femenino, 
pero tenía que escribirlo en alguna parte.

12 comentarios:

  1. A mi me dijiste "Estas muy flacaaaaa" Jajajajaja. Me encanta este post! Yo también amo comer :D

    ResponderSuprimir
  2. A mi me dijiste que estaba gordita, pero es que sí, cuando viajé a Bogotá y me dijiste eso yo estaba cual vaca desatada.

    Yo todavía no entro en crisis pero aprender a comer dentro de la cultura gastronómica mexicana es muuuuyyyy complicado y eso que trato de cocinar lo más que puedo en casa, pero siempre está el "debes probar los chilaquiles, las gorditas, las quesadillas del DF, las quesadillas de Guadalajara, los lonches, las tortas ahogadas...."
    De solo escribirlo ya me engordé más.

    ResponderSuprimir
  3. Lo bueno de esto es no tener amigas más flacas ! Somos lindas y gorditas en pupitre :) TQM

    ResponderSuprimir
  4. Pues no es un tema tan femenino, a mí ahora me toca en pensar sobre si compro pantalones talla 30 o 32 (¡como estoy de gordo!) los primeros me aprietan y realzan la barriga y las llantas y los segundos me quedan un poco grandes. En mi caso no es el exceso de comida sino el exceso de computador y el trabajo sin necesidad de desplazamiento, además el gimnasio en el último piso del edificio no es una opción. Pero tengo el método, aunque nadie lo toma en cuenta pese a su efectividad...

    ResponderSuprimir
  5. te comprendo. yo estoy en una incomoda talla 9.... solo consigo jeans en tennis que tienen tallas intermedias, por cierto prueba alla, fijo tienen talla 11.....
    p.d. me encanto tu blog ya lo puse en mis favoritosss

    ResponderSuprimir
  6. Totalmente entendible.

    Soy exáctamente igual que tu AFERRADA a este tema, con decirte que un día que me atragante de chocolates, en lugar de ser bulimica fui vigorexica y cuando me ví en el espejo y me arrepentí de todo lo que había comido me agarre haciendo ejercicio como loca como dos horas ¡como si eso fuera a ayudar!

    Ya me tranquilice... tan solo ten autocontrol, cada que vayas a comer una galleta o LO QUE SEA imáginate en la playa con un bikini o que logras volver a usar tus pantalones TE ASEGURO que funciona.

    Igual sirve cuando el ejercicio "te está matando"

    Jeje espero te sirva.

    ResponderSuprimir
  7. Si se puedeeeeeeeeeeeeeee!!!
    En mi caso, yo soy talla 10 pero por las caderas (creo que es problema de costeñas), pero siempre he sido flaca. Sin embargo a uno con los años se le desacelera el metabolismo y tiene que pararle bolas a lo que se come todos los días.

    Yo empecé cortando las chucherías (uno come mucho entre comidas) y ya estoy viendo avances. No te traumes, solo es cuestión de decidirse a comer sano y decirle a los novios que están prohibidas las chucherías (si pelean en vez de regalarte chocolates que te regale un mango jajaja). Funciona!!! ;)

    ResponderSuprimir
    Respuestas
    1. jajaja dioooss cortar las chucherías?? hoy me comí un pan de chocolate jajajaja

      Suprimir
    2. jajaja yo me premio un día a la semana y ya.

      Suprimir

Gracias por pasarte por acà y dejar una huella!