Mostrando entradas con la etiqueta beso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta beso. Mostrar todas las entradas

4 de febrero de 2013

¿Qué es el Amor?

Hace unos días estaba hablando con mi hermana, quien es una de esas chicas que tiene una vida amorosa siempre enredada, siempre complicada, siempre rara.

En medio de la conversación sobre una mini 'crisis' con su actual novio yo le pregunté: ¿Pero qué es el Amor?

Y no me pudo responder y me di cuenta de que no tenía una respuesta concreta, simple y lógica. Entonces me puse a pensar en el tema y terminé hecha un ocho peor.

¿Es el amor "la afinidad" entre dos personas?
¿Está ligado necesariamente al sexo?
¿Hay una sola clase de amor?
¿El amor nace espontáneamente o se construye?

Y así podría seguir haciendo un millón setecientas ochenta y tres preguntas relacionadas. Por eso quiero invitarlos a que cada uno de ustedes escriba en los comentarios qué es el amor para ustedes. Pueden mandar textos, canciones, imágenes. Todo lo que se les ocurra porque en el amor, todo se vale.

Espero con este pequeño experimento, poder construir colectivamente una respuesta que no necesariamente tiene que ser concreta o lógica!

Por ahora, algo de música para que se inspiren!

 

LOVE - John Lennon

Love is real, real is love
Love is feeling, feeling love
Love is wanting to be loved 

Love is touch, touch is love
Love is reaching, reaching love
Love is asking to be loved 

Love is you
You and me
Love is knowing
We can be 

Love is free, free is love
Love is living, living love
Love is needing to be loved

19 de febrero de 2011

CONTINUANDO CON LOS BESOS

Como complemento al Post anterior, @campanula13 mandó este video que también puede considerarse como un beso top en el mundo del cine!!!!

Gracias por tu aporte!! :D

15 de febrero de 2011

DE BESOS Y SUSPIROS

¿Existe el beso perfecto?

Soy de las que cree que cada beso lo es en la medida que nos transporta, nos hace volar, nos alborota las mariposas en la panza.

Amo los besos. Los reales, lo no tanto. Y amo besar(TE).

Por eso, he decidido hacer un homenaje a los besos, esos besos llenos de amor, que no solo existen en las películas. Un homenaje a todos esos besos entregados, recibidos, deseados y hasta robados, de esos besos de los que hemos sido protagonistas.

Estos son mis películas de amor favoritas, y mis primeros besos preferidos.



My Blueberry Nights - de Won Kar Wai.





Romeo + Juliet 

28 de noviembre de 2010

ADIÓS

- Eres el hombre de mi vida. Lo sé. Pero te cruzas en mi camino cuando ya no hay nada que hacer. Le dijo entre lágrimas en la puerta de su casa, cuando él llegó a recogerla para la cita.

Abrió los ojos.

- Lo sé, apenas nos conocemos. Pero solo sé que te amo y que tu a mi. Lo noto en tu mirada, pero es demasiado tarde. Adiós


Cerró la puerta y entendió que no debía volver a tocar. Se dio la vuelta y se dirigía a su carro, cuando oyó un Oye!! La vio correr hacia él. Abrió los brazos y se fundieron en uno solo.


Lo siento. 

Y con un beso sellaron la despedida.




Gracias a Cami por la sugerencia de la canción!!!

12 de octubre de 2009

Y NADA MÁS IMPORTÓ

Este post llegó a mi cabeza entre un viaje en helicótero, dos horas en carretera, y un viaje de regreso a Bogotá. (Léase luego de dar play)

***


Esa noche el cielo era perfecto. Miles de estrellas la saludaban desde lo lejano del universo.
Se encontraba acostada sobre la arena húmeda escuchando las olas romper sobre la playa.
De noche, la playa, el mar, el cielo y las estrellas, eran solo para ella. Por eso lo disfrutaba tanto de esas horas consigo misma. Era como si nada más existiera.

Pero esa noche había algo más. Un algo atravesado en el alma que a veces no la dejaba respirar. Algo que nunca había sentido.

Ella siembre andaba sobre seguro. Odiaba la incertidumbre, las inseguridades, las dudas. Y todo eso se lo generaba ella.

Nunca había pensado que le gustaría una mujer. Mucho menos, que ella podría gustarle a una, y que esa misma, le moviera las estructuras más profundas de su ser.

Aun se preguntaba, si después de ese beso sabor a fresa, volvería a ser la misma.

***
La conocío como no se conocen muchas personas a diario: por casualidad.
Hubo una química, que al comienzo ella pensaba se limitaría a una sincera amistad. De esas que no es casi probable que se den entre mujeres. Pero un día la luz tenue, y un par de mojitos, hicieron de las suyas. Un roce involuntario de piernas... Un par de bonitas palabras... Una caricia en el pelo bastaron para terminar en el beso más tierno que jamás le habían dado.

En ese momento no se asustó. El miedo la invadió cuando estuvo sola en su casa, entre sus cobijas, y recordó el corrientazo que le recorrío el cuerpo cuando sus labios se tocaron. En ese instante perdió la tranquilidad.

***

Seguía sobre la arena. Con la mirada fija en la profundidad del cielo. Quería volver a verla. Pero no hacía más que evadirla. Necesitaba aclarar todo. Pero no podía sacarla de su mente. Sus suspiros incluían su nombre: Sofía. Sofia. Sofía.

Se levantó. Caminó hacia el mar y a pesar de la oscuridad se sumergió en el agua. Siempre había creido que el mar ayuda a exorcisar demonios. Permaneció ahí un rato, equilibrando cargas y pensamientos.

Por un lado se decía "Para qué pensar si somos el capricho de lo que sentimos". Y se animaba a salir corriendo a buscarla.
Pero en ese mismo instante la invadía el deseo de poner off a lo que le hace sentir todo esto por ella.

***

Esa noche bajo las estrellas no pudo solucionar nada. Salió de ahí empapada, con la cabeza aun enredada. Iba caminando hacia su casa, a paso lento... casi que arrastrando los pies. Cuando levantó la mirada la vio a lo lejos. El corazón le dio un brinco. Recuperó la sonrisa.

Corrió hacia ella. Y cuando se fundieron en un abrazo sus dudas, incertidumbres e inseguridades se dispersaron. No importó nada más. Era ahí donde quería estar.

***

24 de marzo de 2009

GUAJIRA I LOVE YOU TOO MUCH…

Hola a todos y a todas. Esta historia fue un regalo que le hice a un amigo. Espero que no se ponga bravo porque ahora lo comparto con todos ustedes. Está inspirado en un viernes cualquiera, en el que conocí a la persona que me hizo violar el noveno mandamiento: "no desear la mujer -hombre- del prójimo. Como muchos de ustedes preguntan si las cosas que escribo son ciertas, voy a comenzar a clasificarlas, como ficción o realidad. Esta, aunque se inspira en un hecho real, solo tiene de cierto el ambiente, la música y el sitio...


GUAJIRA I LOVE YOU TOO MUCH…


Lo vi en el rincón. Y no lo creí. Más que un hombre de estatura ideal y facciones perfectas, parecía un engaño a la conciencia. No lo quería creer. “Imposible”, pensé. Por eso me distraje entre copa y copa, entre baile y baile. No quise prestarle más atención. A las visiones es mejor ignorarlas, para evitar el desengaño que llega cuando encienden las luces.


“Enrédame de amor mi vida, y hazme un nudo ciego”, gritaban los parlantes y las voces enamoradas del sitio. Cuando siento que alguien me toca el hombro. “¿Tienes candela?”, dijo una voz. Me volteé y palidecí. O eso supongo por la cara del sujeto. Era la visión, asustándome, como si de un fantasma se tratara. Toqué mis bolsillos con rapidez y recordé que soy una de esas malas fumadoras que siempre tienen cigarrillos pero nunca con qué prenderlos.


-“No tengo. Lo siento”, fue lo primero que salió de mi boca.

-“No importa”, replicó.


Me quedé mirándolo y aun ni lo creía. Luego de un largo silencio dijo: “Tu eres Sofía… Sofía Insignares”. No me desmayé de milagro. ¿Cómo sabía mi nombre? Si lo conociera lo recordaría. Asentí con la cabeza. Me abrazó en medio de una efusividad incomprensible. La duda se apoderó de mi hasta que dijo: “Soy Carlos Enríquez. ¿Me recuerdas? Mi cabeza frenó en seco. ¿Carlos Enríquez? ¿El mismo gordito, sucio, cuya mejor cualidad a los 14 era contar hasta 25 en eructos? Y que moría por mí, cuando el amor adolescente se traducía en malos tratos. Obviamente 14 años atrás me parecía repugnante. Y ahora se convirtió en algo irresistible. “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay Dios”…


- Hola!! ¿Cómo estás? Tanto tiempo…


Creo que mi cara de sorpresa y desconcierto se hizo evidente, porque en medio de una carcajada, que opacó la música estridente, dijo “lo sé, lo sé. Nada que ver con el recuerdo”. Me puse roja. Menos mal había poca luz. Mi demonio interno me dijo “no puedes dejarlo pasar. Una delicia así no se consigue en cualquier esquina”. Y siguiendo sus consejos le dije sin pudor: “¿Bailamos?”


“Con la mañana va llegando lentamente tu recuerdo y me acaricia..."

- ¿Cómo te ha ido?

Es tu forma de ser...

- Muy bien. Ahora soy gerente de una empresa de asesorías financieras. Me va bastante
bien. ¿Y tú?

Y desde el día que te vi te fuiste metiendo muy dentro de mi vida...

- Soy arquitecta. Estoy trabajando en el proyecto del nuevo centro comercial.

y dando un giro al revés...

- ¿Tienes novio? ¿Esposo? ¿Hijos? ¿O todas las anteriores?

y es que tu sabes que te quiero y que me muero por unito de tus besos...

- Ninguna de las anteriores… ¿Tu?

y hasta las noches no consigo estar tranquilo pues te veo y no te tengo...

- Soltero

si esto es amor...

- ¿Gay?

entonces te dedico esta canción...

- Jajajajajajaja. No.

Acaso tu, Acaso yo somos la mezcla perfecta…


A partir de ese momento solo hubo música entre nosotros. Sobraban las palabras y yo iba como entre nubes. Su mano en mi espalda y su respiración en mi oído. Me temblaban las rodillas. Al final de la canción, lo inevitable. Me miró a los ojos, se me acercó y me besó. Zas! La desilusión llegó sin que fuera necesario que prendieran las luces: Abrió la boca mucho más de lo esperado. Su lengua me llegó a la garganta. Casi me ahogo, y no precisamente por la emoción. Sus babas empaparon mi cara desde la nariz hasta la mitad de la barbilla. “Guácala”, pensé.


Salir corriendo no era tan fácil. Me tenía abrazada. Que se abriera la tierra era la opción más viable. Y nadie venía a salvarme. Claro, con tremendo churro ninguna de mis amigas saldría al rescate. De repente me cogió de los hombros, me separó y me dijo mirándome a la cara:


- Lo siento. Prefiero quedarme con tu recuerdo.


Me soltó. Me pasé la mano por la boca. Lo miré con desprecio y respondí.


- Yo no lo siento.


Di la vuelta y me aleje caminando y me perdí al son de la música


guajira so nice to meet ya

next time i see ya we go roll some reefer

guajira


i love you too much…



El sapo aunque se vista de seda… Pensé