Mostrando entradas con la etiqueta crecer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta crecer. Mostrar todas las entradas

28 de diciembre de 2011

Yo fui una 'niña Barbie'

¡Encontré mis Barbies!
Fue lo primero que se me vino a la cabeza cuando abrí la caja dentro del clóset y vi los pelos rubios y los vestidos rosas que me remitieron inmediatamente a mi infancia.

Las había dado por regaladas. Es más, creí que ya habían sido destrozadas por el ejército de primas chiquitas, quienes se hicieron acreedoras de la herencia: el Ferrari rojo, el Boogie -carro de playa-, el set de cocina, de cuarto, de piscina, de esta logia de muñecas que hicieron gran parte de mi historia. Pero no. Mi mami guardó 10, de las 23 Barbies pertenecientes a mi hermana y a mi, y un Ken. Una serie de zapatos y unos vestidos.

Las sobrevivientes


Las muñecas están completas: vestidos, accesorios, zapatos e implementos de trabajo. Y, sobre todo, su pelo y su sonrisa, se mantienen  perfectas, como si el tiempo no les hubiera pasado por encima. Y fui feliz, porque retrocedí más de 16 años en el tiempo.

Yo jugué con las Barbies hasta los 14. La primera que me regalaron fue la llamada 'Cristal', que sufrió los embates de la curiosidad infantil: pensaba que a las muñecas les crecía el pelo y se lo corté todo. Claro, lloré mucho -no sé si por el regaño de mi mamá o por haber visto roto mi ilusión de verle crecer el pelo a la muñeca. Y desde ese momento, cada año llegaba una diferente. No recuerdo el orden, solo sé que la última que llegó marcada Para Naty del Niño Dios fue la Barbie edición Bennetton. A mi hermana le siguieron regalando unas más, que también hacen parte del grupo que aún existen.

Si bien muchos de ustedes se deben estar preguntando cómo paso de hablar de sexo en un baño o de condones, a postear sobre las Barbies, he aquí la respuesta: A ellas les debo poder escribir.

¿A ver cómo es esto?

Jugar a las Barbies era tejer todos los días de vacaciones una historia diferente. Eran novelones dignos de Corin Tellado o de alguna productora Mexicana o Venezolana. Recuerdo que había hermanas que terminaban peleando a muerte por un hombre; amigas que definían vengarse de un tipo que les rompió el corazón; dramas de hijos adoptados, abandonados o familiares enfermos... Secuestros, extorsiones, asesinatos. Con las Barbies aprendí a contar historias y a crear personajes.

Las Barbies eran todo lo que yo querían que fuera: buenas, malas; inocentes, astutas; enfermas, saludables; flojas o deportistas... Cada personaje, cada día era diferente. Y como casi siempre el juego era entre mi hermana Dany y yo, nos tocaba a cada una actuar varios personajes. Entonces, aprendí a ponerme en situaciones.

Claro que tuvo otros beneficios, como hacer amigos en el edificio nuevo porque tenía además de la Barbie, el carro de la muñeca, la cama, el tocador y miles de asuntos más que el promedio de niñas de mi edad.

No sé qué mitos haya ahora respecto a las muñecas de niñas. Peor aún, no sé en qué andan las tendencias -si las Bratz o las Monster o no se qué-... Solo sé que jugar con Barbies hace parte importante de mis recuerdos entre los 7 y los 23 años. Y como recordar es vivir, les dejo las fotos de las muñecas que existen intactas gracias a mi mamá, que las guardó todos estos años.


13 de abril de 2010

RECORDANDO CUANDO TODO ERA MÁS SIMPLE

**A quienes vinieron hoy a leer
por qué cerré mi cuenta de Twitter,
lamento desilusionarlos,
pero no hay nada que decir
ni explicar al respecto.
Pero si aun le interesa,
continúe leyendo***

Venía caminando aproximadamente unas 25 cuadras desde donde fue una reunión agotadora de la oficina hasta mi casa, cosa que nunca suelo hacer más cuando estoy en tacones y cargo mi morral con el computador. Pero hoy los rollos laborales, de esos que no quisieras afrontar y quisieras que otros asumieran por tí, me invadía y necesitaba aire.

Anoche no dormí más de una hora, y hoy tuve un dolor de espalda criminal todo el día, me dio mucho frío, pero, a pesar de eso, decidí caminar bajo una tenue llovizna, de esas que no alcanzan a mojar pero que molesta cuando te cae en los ojos. Conecté el random playlist en mi celular y comencé a andar. De repente, cuando iba a a la altura de la séptima con 26, sonó "Debajo de la Almohada", una canción de un tal José Miguel Diez y recordé las ganas que me dieron de que alguien me la dedicara desde el primer momento que la oí.


Jose Miguel Diez - Debajo de la almohada



Fue entonces cuando mi cabeza, que debía estar concentrada en solucionar los nudos laborales de mi cabeza, se distrajo recordando todos los momentos felices del pasado, para los cuales esa canción hubiera sido perfecta. Tuve muchas historias que comenzaron así, y terminaron en desgracia, pero valieron cada minuto. Y es que hace varios años, cuando me encarretaba cada tanto con personajes, cada uno muy distinto, las cosas eran más simples. Y no solo en cuanto al género opuesto, sino en todo sentido. Las responsabilidades, las cargas, las relaciones con los amigos, con los papás.

Y creo que ese es el costo de crecer. Cada paso debe ser medido, cada palabra, incluso cada gesto. La espontaneidad va desapareciendo y nos vamos acartonando. Creo que por el ánimo de combatir eso, amo brincar encima de la cama, y cantar a grito herido las canciones que me encantan. Quizá por eso lloro cuando me siento mal, y apago la luz cuando no quiero ver ni el techo. Quizá porque no quiero crecer uso tanto rosado, y aun me río a carcajadas viendo Peter Pan.

Cuando todo era más simple me reía más y fruncía menos el ceño. Me enamoraba en una esquina, y me desenamoraba en la siguiente. Al caerme solo me sacudía y seguía adelante. Y no me daba pena decir que estaba triste.

Hoy, las cosas son más complicadas. Toca mantener la frente en alto aunque estés derrumbada, pedir ayuda sin perder el honor y no poder derramar una lágrima en púbkico porque demuestras deilidad. Hoy, cuando las cosas son más complicadas nos cuesta mucho perdonar. Nos abstenemos de decir "Te Quiero" o de dar un espontáneo abrazo.

Mi mamá me dice que la complicada soy yo. Que tengo maestría en enredarme la cabeza, en darle demasiadas vueltas a las cosas. Pero no. Es el contexto, es el crecer. Nos obliga a muchas cosas y nos pone todo más complejo en frente, quiere que matemos ese niño que llevamos adentro. Es tan egoísta el crecer que quiere que clausuremos los pucheros y los suspiros. Quiere que nos cuadriculemos, hacernos creer que solos podemos.

Por eso me gustó ir caminando (a pesar de que me doblé el pie derecho por no ver una bajada). Para poder sentir la llovizna en mi cara sin preocuparme, tararear canciones en voz alta sin importar lo que los demás pensaran. Recordar cuánto me gusta que me dediquen canciones o mirar hacia arriba cómo de alzan los árboles, o caer en cuenta de cómo combato el crecer. Re-Asegurarme que soy feliz, a pesar de que estoy creciendo y que he crecido, aun hay cosas simples como el chocolate, que me llenan el alma.

3 de enero de 2010

SOBRE MIS ORÍGENES... Algo Reciclado

Algunos de ustedes quizá, ya leyeron este escrito en mi facebook. Le hice unas modificaciones, y aquí va de nuevo. Lo retomo porque luego de este escrito, decidí abrir este blog!!
***
Como la curiosidad es normal en los humanos -y en los animales, sino que lo diga el gato- hoy voy a escribir sobre una duda que siempre me ha rondado y que apenas estoy comenzando a resolver.

Mi apelllido es Marenco si eme-a-ere-e-ene-ce-o.... Marenco... No sé por qué a la gente le parece tan complicado.... Toca deletrear, tener paciencia, evitar el tono cojteño, para que la operadora, secretaria, encargada del call center o el personaje que te acaban de presentar entienda que no eres Moreno, Merenco, Merengo, Marín... o hasta como Merengue estuve inscrita una vez en un foro.

Independientemente de mis dificultades para comunicar mi apellido (que me gusta creer que no se debe a mi hablado entre costeño y cachaco), la pregunta fundamental es ¿de dónde putas viene el Marenco? En lo cercano, mis Marencos, son naturales de un municipio llamado Campo de la Cruz, Atlántico. No se los puedo describir porque nunca he ido... Pero hubo 5 alcaldes apellido Marenco en el municipio.

Hey Papi... nunca nos has llevado!!! Bueno, creo que nunca he intentado ir... pero puede ser un plan para las próximas vacaciones... a ver si allá puedo terminar de entender esta duda. (Por su los mata la curiosidad, está en google maps o en 
la página oficial del municipio 


Hasta allí, bueno, normal... como en muchas familias mis abuelos emigraron a la capital para probar suerte. Allí tuvieron 6 hijos más uno de crianza (luego les cuento esa historia). Del hijo mayor, Gilberto, como su padre, nací yo... y mis hermanos por supuesto (perdón, el burro por delante). Así no tiene nada de importante o interesante la historia. Pero bueno, solo conozco a mia abuelos, y a mis tíos, lo que hace bastante reducido el espectro familiar. Conocí a tres primos de mi Papá de Valledupar... y fin... Siempre nos hemos rehúsado a creer que solo somos tan poquitos:

Dos Abuelos, 7 tíos, 16 nietos, y 2 bisnietos... más los 3 primos y su padre en Valledupar...
En ese momento uno recurre al infalible directorio telefónico residencial de Barranquilla y se encuentra con que ohhhhh solo hay 88 y de esos 10 son mis familiares... Entonces por ese lado no se va a solucionar mucho... los restantes deben ser primos lejanos...

Entonces el segundo recurso, buscar en páginas de significados de nombres y apellidos. Emocionada escribo marenco y la respuesta, lo sentimos no encontramos coincidencia con los términos de búsqueda. Eso tiene cosas buenas y malas. Las buenas, no tengo un apellido común, la mala... se me complicó la solución de la duda.

Segunda posibilidad "googlear"... Si no está en google no existe, pienso mientras van apareciendo resultados... Los primeros no muy alentadores: Mauricio Marenco escribe en un foro "Mucha gente cree que nuestro apellido viene de Italia, he escuchado incluso que viene de España!!!, pero sin embargo, es una variacion del nombre de la ciudad de Marengo en Italia.
Tengo incluso una foto de una placa de una calle en Italia llamada "Marenco"

Bueno puede ser.. Italia... Yo he escuchado que viene de Rusia Marencov, que hasta podría ser descendiente de Anastasia, o Rasputín ya ni me acuerdo... o del sur de España, o de Italia... Solo sé que me han contactado por internet unas personas d centro américa... pero ellos mantienen la misma duda que yo.

Segundo resultado... Eleodoro Marenco... mmmm hay un Marenco famoso. Argentino. Un dibujante nacido en 1914 y que plasma en sus obras la vida del campesino argentino. (A mi no me tocó el lado artístico de los Marencos).

Toca ser más riguroso en la búsqueda. Introduzco marenco + apellido + significado

Aparece una página maravillosa "Origen del apellido Marenco"

Y dice:

"El apellido Marenco (también escrito Marengo) es de Liguria en Italia--la provincia alrededor de Génova. El nombre es ahora bastante común en Italia, especialmente en la parte norte del país. Algunas veces el nombre esta escrito en forma plural el cual es Marenchi o Marenghi. Los diccionarios de especialistas dicen que el significado literal del nombre fue "el camino que lleva al mar". El apellido es muy común en la región del Piamonte y se origina del pueblo de Marengo, que queda cerca de la ciudad de Alesandria. El pueblo es muy famoso por la batalla, ganada por Napoleón Bonaparte contra el ejército austriaco cerca del año 1800.

Hay una familia noble en Italia llamada Marenco. Ellos tuvieron el título de "condes." Hay cuatro ramas:

(1) Marenco di Fossano, establecida últimamente en Turin
(2) Marenco di Moriondo que vive en Bra, pero últimamente también en Turin.
(3) Marenco di Savigliano y Dogliani (ahora extinguidas)
(4) Marenco di Mondovi. Esta rama vino a Francia en 1452 y ahora se llama Marenches. El Conde Alexandre de Marenches, quien murió hace unos pocos años, fue el jefe del servicio secreto francés.

Estos nobles eran originalmente de la zona de Piamonte de Italia la cual fue parte del Reino de Savoya. Naturalmente, la mayoría de la gente apellidada Marenco o Marengo no tiene derecho a ningún título de nobleza o aristocracia. En particular, los inmigrantes italianos durante el siglo XIX y principios del siglo XX eran ciertamente muy pobres".

Hasta ahí en google. Por lo menos logré descartar que vengo de unos Rusos, o de unos españoletes. Ahora... Cómo y por qué llegaron a América??? Es más.. cómo terminaron en Campo de la Cruz? ni idea... ya iré descubriendo.

Pero como "googlear" se vuelve una goma, decidí entrar y escribir "Natalia Marenco" Solo dos... una costarricense y yo... Bueno, aunque el nombre se repite por doquier no hay tantas Natalias Marenco en el Mundo...

Así podría seguir buscando cuantas Danielas Marenco (hay una oncóloga y una psicoanalista) o Sebastián Marenco (hay hasta en sudáfrica) o Gilberto Marenco (el único es mi papá)... pero el siguiente paso debe ser entender cómo terminamos aquí




31 de diciembre de 2009

EL ÚLTIMO POST DEL AÑO


No podía llegar el 31 de diciembre y no escribir, en este caso, sobre el cambio de década. Pero esta vez no me voy a llenar de buenos propósitos, porque nunca los cumplo. Ni mucho menos esta noche pediré 12 deseos con las uvas, porque no se me cumplen. He renunciado, a todos los agüeros, porque en realidad no sirven para nada.

Pero, además que no sirven, me dan mucha risa. Por eso haré un recuento de todos los agüeros que se aplican en mi familia paterna. Lamentablemente no he hecho un seguimiento a los resultados, pero quizá les da una idea para esta noche.

- Antes de las 12 se hacen varias cosas. Mis tías se ponen el tradicional cuco amarillo
- Echan arroz en cada esquina de la casa de mi Abuela, donde cada año nos reunimos. El efecto de esto debe ser algo como que traiga prosperidad al hogar.
- Ese agüero, va complementado por una mesa llena de panes, y de 7 granos, para que haya abundancia.
- En los agüeros individuales de antes de las 12 tenemos el meter debajo de la cama un vaso de agua que contiene un huevo adentro. Se supone que a las 12 toca ver el vaso y la "figura" que dibuja el huevo en el agua es una "premonición" de lo que te va a pasar ese año. Ok... siempre he creído es pura ficción, pero allá ellos.
- Las primas desesperadas por casarse, a las 12 brindan con champaña y un anillo adentro. Claro con eso "aseguran" que alguien les pida matrimonio, 4 primas llevan haciéndolo desde los 12 y solo 2 se han casado, la de 34 y la de 29...
-  Se comen 12 uvas a las 12:00 en punto y se pide un deseo con cada Uva. No se imaginan lo difícil que es tener doce deseos??? Tengo que confesar que al deseo 6 me tocaba comenzar a repetir o a pedir por la paz del mundo y que se acabe el hambre en el mundo.
- A las 12 en punto también hay que tomarse una taza de lentejas... Pa la suerte o algo parecido
- A las 12 hay que comerse una naranja, sacarle las pepas y dependiendo, si te salen muchas o pocas, vas a tener mucha o poca plata el nuevo año. Ahora, hay que guardar las pepas para "pedirles" por platica cuando estás en la mala.
- Abrazar a un "extraño" de primeras, no sé pa qué. Pero eso siempre pagaba el pato el amigo de alguno que por casualidades de la vida tuvo que pasar año nuevo adoptado en la casa de la familia.
- A las 12 si quieres viajar (y esto se lo recomiendo a mi amiga Adry), toca agarrar una maleta y darle la vuelta a la manzana. Solo una vez la hice, y creo que el viaje más largo que hice fue de regreso a Bogotá ese enero.

Entonces, imagínense la demencia familiar de los 7 tíos, con sus respectivas esposas e hijos (incluyéndome) tratando de comer uvas, naranjas (sin botar las pepas) y lentejas al tiempo, mientras abrazan a toda la humanidad, desean el feliz año, van y brindan con la champaña que contiene el anillo, salen corriendo por todo el barrio con la maleta e interpretan el huevo entre el agua???

Así es se recibe el año nuevo donde mi abuela. En medio de sonidos de fuegos artificiales comprados por los vecinos y la tradicional "año nuevo, vida nueva, más alegres los días serán..." Acompañado de un alarido del locutor de la emisora popular que tiene sintonizada toda la cuadra que dice "Feliiizzzz Añooo"

ESPERO QUE LA PASEN MUY BUENO HOY. QUE DEJEN ATRÁS TODAS SUS PENAS, PIDAN PERDÓN A QUIEN SE LO MERECE, Y SE LLENEN DE MUCHA BUENA ENERGÍA PARA ESTE 2010 QUE PROMETE PROMETE SER MEJOR QUE EL QUE SE ACABA!!!

Abrazos a todos mis lectores!!! y que el nuevo año no les de pereza seguir pasando por acá!!

14 de diciembre de 2009

LO QUE HICE Y LO QUE ME QUEDÓ PENDIENTE

Como ya dije en mi balance anterior, este año fue bastante bueno a pesar de los cambios y de la agitación.
Termina estable, y con mucha tranquilidad y calma. Como debe ser. Pero les quedaba debiendo el listado de lo que se hizo y de lo que no.

HICE
  • Aprendi a ser jefe: Llegué sin esperarlo, sin tenerlo previsto, a ser jefe de un grupo de nueve, a manejar contratos, a coordinar tareas. Antes, me tocaba coordinarme a mi misma, y ahora soy responsable por los logros y errores de otros. A trancazos aprendí, y me ha ido bien. Hoy me dicen que soy una buena jefe.
  • Le bajé a la rumba: Aunque muchos de los que me leen no me crean, ya no salgo tanto como antes, ni bebo tanto como antes. Hace un año, la rumba comenzaba el miércoles, terminaba el domingo... todas las semanas, sin descanso. Hoy, hay semanas en las que no salgo, solo leo, duermo, bailo sobre mi cama, veo películas
  • Compré Zapatos de Colores: Para mí, el negro era la única posibilidad. Hoy, es roja, agua marina, amarillos... Y hoy mi apodo en la oficina, para los que no saben mi nombre es "la niña de los colores"
  • Me volví adicta a Twitter: Cuando abrí mi cuenta en febrero, no tenía ni idea cómo o pa qué servía eso. En agosto comencé en forma a usarlo, y hoy tengo más de 15 mil trinos (y quien dijo que con 14 caracteres no se puede expresar el pensamiento?? ) 682 seguidores y ando nominada en 4 categorías (incluído el de Mejor Blog) en los premios inventados por los twitteros colombianos. De ahí han salido unos de mis grandes partners de salidas, desparche y otras cosas
  • Agudicé mi problema de espalda: Mi médico me quiere matar cada vez que voy a cita (que cada vez es menos frecuente). Me dice que cargo un portátil muy pesado, que me trepo en tacones demasiado altos, que no me siento bien y que uso mucho el Blackberry. Que de seguir así, NUNCA me voy a mejorar... Algún dia cambiaré esas malas costumbres, le digo siempre
  • Volé en helicóptero: Y es increíble. Sobre todo por cómo se ven los paisajes de colombia desde el aire. Gracias a ese viaje, volví al Chocó, tierra maravillosa.
NO HICE
  • Ganar Paciencia: Y esto va dirigido a mi mamá y a mi papá especialmente, que durante este año sufrieron mis ataques de ira e intenso dolor a causa de la falta de paciencia. Creo que me toca tomar más rescate y respirar más
  • Retomar el ejercicio: Si bien me he adelgazado, no es gracias a las arduas jornadas de deporte, sino a la mano de estres y de trabajo que he tenido. En mora estoy porque cuando llegue a los 30 necesito estar igual de regia que ahora. Y todo se comienza a caer y la grasa a acumular
  • Desmaquillarme por las noches: Y es que me da una jartera llegar en la noche y lavarme la cara. Y mis amigas gritan aterradas... "¡¡Qué te vas a arrugar, niña!!!" Pero aun no me preocupa...
  • Dejar de ser una ingrata: Yo sé, tengo a mucha gente botada al olvido. Y me da pereza llamarlos, sobre todo porque la primera expresión será "Ayyy, pero como nunca llama??" Carajo! pero por qué no llaman ellos?
  • Dejar de fumar: Le dije a mi papá que ese puede ser el compromiso de año nuevo. Y espero lograrlo. No lo he intentado, y por eso me sigue regañando y se preocupan. I´ll Try... les digo
Vamos a ver si en el 2010 logro con estas arduas tareas, que vengo aplazando hace varios años...

9 de diciembre de 2009

Y SE ACABÓ EL AÑO

Otra vez llega diciembre y con este mes, el cierre de año. El evento merece un balance. Este fue un año complicado, demasiados sube y baja, con una estabilización luego de la mitad del año. Esta vez, el carrusel de emociones fue más notorio y el piso me lo movieron un par de veces.
***

Este año fue interesante en muchas cosas y poco agitada en otras. A grandes rasgos: cambié dos veces de trabajo; tuve un ascenso, perdí un amigo, recuperé otros, se casaron varios ex, conocí a un alguien increíble, ingresé a Twitter (confirmando una vez más que tengo una tendencia adicta, cosa jodida). Salí menos de rumba, tome menos alcohol, comí menos pizza y hamburguesa. Reafirmé que no me gusta salir con adictos. Volví a pintarme el pelo de rojo y abrí este blog.

***

Enero comenzó como si nada. Regreso de vacaciones el 7 de enero, luego de mucha playa, brisa y mar, como siempre. Sin embargo, 4 días más tarde, me quedo sin trabajo. Por primera vez en la vida el cambio no era voluntario. Me tocaba buscar nuevos rumbos cuando más cómoda me sentía, cuando más feliz era y cuando tenía un plande vida a mediano plazo, basándome en la supuesta estabilidad que el trabajo me brindaba.

La verdad, el principal problema no fue el quedarme sin puesto. Lo que realmente me golpeó fue que en ese momento era el trabajo PERFECTO, me hacía muy feliz. No necesitaba nada más. Lloré mucho, me asusté y me sentí realmente infeliz. Pero ser jefe de prensa de Gina Parody, ayuda mucho. Uno no solo conoce mucha gente, sino que existen reconocimientos por lo hecho. Diez ofertas de trabajo en 3 días. Eso, incrementa el ego.

Definí por aquel que me ofreciera el mejor sueldo y la posibilidad de una "vida tranquila" (a mi quién me dijo que estaba corde con mi way of life???). Me fui a trabajar con la Cooperación Internacional en un proyecto del PNUD. Todo pintaba maravilloso. Pero... ya en la realidad, no era lo mio. Demasiado trabajo de escritorio, poco campo, muchas labores secretariales. Me aburrí. Lo más positivo de esa etapa, fue que en marzo definí abrir este blog.

Todo surge de las peticiones de mi familia, porque escribiera más, y les mostrara, por los ruegos de mis amigos de que quería conocer mis historias de vida por escrito, y por un impulso de matar el tiempo libre en algo que no solo me alegrara el día, sino que le llegara a mucha gente. Era el 19 de marzo, y hablando con mi amiga Ingrid por teléfono le comenté la idea, le consulté el nombre y arracamos. Y aquí vamos. Bien, porque cada día me llegan personas que quieren que escriba alguna historia que les pasó a ellos. Tengo varias encima, estoy en mora.

Total, sin novio ni amante, aburrida en la oficina y en un desparche bastante complejo, porque ya ni rumbeaba, el encierro me iba a enloquecer. Pero en Julio me llegó del cielo una oferta de trabajo que me alegró la existencia. Primero: fue por mis propios medios, por recorrido, por cómo me porte en la entrevista.

De la nada, me vine a trabajar a donde estoy ahorita. A los pocos meses, pasé de jefe de prensa, a Gerente de Unidad. Aprenda. Corra... Contrate... Cierre bien el año, coordine 9 chicos!!! RESPONSABILIDAD MAYOR. Me asusté. Creí que me iba a quedar grande. Pero no. Hoy, todo va bien. Y mejorando.

Pero mientras lidiaba con mis vaivén laboral, la cabeza y el corazón no dejaron de trabajar. Aun no encuentro los motivos, pero ME ABLANDÉ. Si han seguido juiciosamente este blog me he declarado conversa en dos situaciones que nunca antes lo hubiera creído (ni aquellos que me conocen). Primero: Si estoy dispuesta a enamorarme y segundo, sï quiero casarme, enamorada y para toda la vida

Y en este momento me encuentro: Tratando de saber si el ÉL actual será o no... Tratando de pagar los servicios a tiempo para que no me corten la luz, tratando de bajarle a la neura y no estresarme por cosas que tienen solución (tomar gotas de rescate ayuda mucho). Pensando cómo será mi viaje el próximo año a Europa. Tratando de ser jefe, buena jefe y no morir en el intento.

Hoy gracias al internet, tengo una mano de amigos alcahuetas, rumberos y que lo sacan a uno del desparche. Hoy, tengo un amigo poeta, una amiga de 18 años, uno que es demasiado esclavo. Hoy, debo muchos cafés a mis excompañeros de oficina. Hoy, me despierto cantando todas las mañanas y me acuesto a dormir con una sonrisa en los labios.

***

Si me preguntan si fue un buen año, DEFINITIVAMENTE uno de los mejores.

8 de noviembre de 2009

ME, MYSELF AND I

Esto es un reencauche.. hace un año lo escribí para una clase... Luego, me tocó escribir un desagravio... porque mi hermana se sintió ofendida porque no le dediqué más espacio... Aquí van ambos escritos
Espero que me conozcan un poquito más a partir de estas palabras



***

Cuando llegué a Bogotá hace 9 años, 7 meses y 12 días era una provinciana más. De tierra caliente. “Calentana” para ser más exacta. De esas que llegan con un par de zapatos cerrados, una chaqueta para el frío y un sinnúmero de camisetas y pantalones que sin problema pueden traerse de la costa. Salí de Barranquilla obligada por el tedio, aburrida por la mediocridad y con las promesas de venirme a vivir a una ciudad “maravillosa donde puedes ser un espíritu libre”, en palabras de mi prima Claudia, la única que se atrevió a salir de casa sin casarse.
Así llegué al frío de la capital, que en ese momento me aturdía, pero hoy me parece el estado ideal de las cosas. El calor me molesta, me da coma de sueño… no me deja pensar. Ya estoy “adoctrinada por los cachacos”, como dicen mis tíos. Con 27 años, sin novio y a punto de ser la solterona exitosa de la familia. “Te va a dejar el tren”; “a los hombres no le gustan viejas, niña”; “¿cuándo me vas a dar nietos?”; “mira que estar sola en la vejez no es bueno”, son las frases más comunes que escucho durante las vacaciones en mi natal Barranquilla, seguidas por “eché, ya no se te nota el acento”; “nojoda necesitas un bronceado” y “cómo te has engordado”. Cuando se termina el memorial de agravios comienza el tema político.

Trabajo con Gina Parody. Soy la jefa de comunicaciones y asesora en temas de género. Para ellos es un cargo importante y se sienten orgullosos. Hablo en plural, no porque se trate de mis padres y hermanos, sino que incluye a mis 11 tíos del lado materno, y a los 7 tíos paternos con los respectivos abuelos, primos y esposas y esposos. Aunque creo que les generaba más emoción cuando era periodista de RCN Radio, bajo el mando de Juan Gossaín. Ahí me seguían la pista a diario. Eran fanáticos intensos, de esos que te llaman con cada aparición o con cada error. Quince días hábiles al año los visito, tiempo que permite el régimen laboral de los empleados.

Mis prioridades son mi trabajo, mis papás y mis amigos. Ahora se incluye en el top mi hermanito menor, Sebastián, que acaba de llegar a vivir conmigo. Estudia música. Batería es su instrumento, y me da conciertos a diario, hasta las 11 de la noche. Menos mal no me ha traído adicionalmente problemas con los vecinos. Mi hermana Daniela clasifica cuando está de visita en el país. Vive en Alemania.
Bailo bien, canto mal. Y he superado esa actitud, que me caracterizó durante el pregrado, de ser insoportable, que mira por encima del hombro y que tiene delirio de superioridad absoluta. Mi amigo David me lo recuerda cada nada. Ya está claro que hace 5 años no me aguantaba. Pero hoy, soy algo como su alma gemela. Él no insiste en que vaya a terapia, como Johanita. Una cordobesa que a pesar de la edad mantiene la inocencia intacta. Es como mi hermana menor adoptada. Sus palabras favoritas son “Naty, acuérdate de que no tienes que cargar con los problemas de la humanidad”. Ella me tranquiliza y creo que tiene razón: a veces necesito de un sicólogo. Mauro me aguanta. Ingrid, Naty, Anita y Ángela me alcahuetean todo. Andrea es el polo a tierra. Entre mis amigos tengo el equilibrio que me falta. Y me recuerdan el valor de conocerse cada vez a uno mismo.

El delirio de Sor Teresa de Calcuta lo heredé de mi mamá. Ella quiere cambiar el mundo, ayudando a todo su universo circundante. Siempre me pregunto cuándo comenzará a vivir su propia vida. Mi papá me heredó, además de los rizos, la capacidad de análisis y un poco de su neurosis. De ambos, el amor por la lectura y el buen cine. Sus mayores enseñanzas: la responsabilidad y la autoconciencia. Ambos son el dream team. No los veo por separado, aunque a veces parece que no se soportaran. Pero ahí está el encanto.

Impaciente, perfeccionista, llorona. “Llorenco” me apodaron alguna vez. Aprendí a afrontar las traiciones con fortaleza y a perdonar los errores de los demás. Menos la ignorancia, la falta de criterio y la falta de autoestima. Prejuzgo y mucho, y creo que por eso me he perdido de muchas cosas. Si bien soy proclive a corregir mis errores, esos me han quedado grandes. Mauro me describe como apasionada y que la vida me ha enseñado más que la academia, y quizá tenga razón.

No como verduras, fumo y tomo más de lo recomendable. Mido más que el promedio; calzo 40, lo que en Bogotá es un problema (el promedio el 37 y casi ningún almacén vende mi número). Quiero ser ministra y algún día vivir en una isla, ver el atardecer y leer solo literatura.

Escribo todo el día, desde proyectos de ley hasta frases alentadoras para pésames. Soy buena en lo que hago, y me encanta saber que mi Jefa cree que soy la mejor, pero me cuesta escribir sobre mí. Lo bueno es que acabo de descubrir que no he perdido la capacidad de reírme de mí misma.

***

DESAGRAVIO A MI HERMANITA

El motivo de escribir de nuevo tan pronto (teniendo en cuenta que nunca lo había hecho) es un pequeño desagravio a mi hermanita Daniela... Bueno, ni tan hermanita, porque tiene 23... La explicación del por qué no le dediqué más palabras fue el espacio... (si me pasaba, no me recibían el trabajo... y hay que ir por el 5.0... Aclamado)


Pero lo que m faltó decir de ella es que -aunque no nos aguantamos viviendo juntas- es la única persona que literalmente "me ha dado en la jeta"... A pesar de mi tamañito, cuando chiquitas, en una pelea logró darme duro... Imagínense la ira que sentía por haberle desarmado el cuarto completo de la barbie mientras jugaba.... sin mí...

La extraño siempre... eso de vivir a un océano de distancia es demasiado... me gustaría coger un bus e ir a visiarla seguido, pero la vida laboral (eso de tener 15 días hábiles de descanso al año no ayuda) no me lo permite...

Siempre he dicho que es divina, que se debió quedar de modelo... o no? Pero la vocación por la ciencia le ganó a la pasión por el dinero. Solo espero que haga algún descubrimiento grande para que me pueda mantener mientras escribo mi novela en una isla...

Te amo hermanita....

18 de octubre de 2009

RUNNING


Hay días en los que quiero salir corriendo.
Escapar.
Huir
.
Quizá es lo único que se me cruza por la cabeza.
Puede ser cobarde, lo sé.

Desaparecer.
Estar en otro lugar.
Ser libre.
No pensar
No sentir.
No tener miedo.

Pero me toca seguir aquí.
Seguir luchando.

Quisiera esconderme.
No puedo.
Toca seguir.
Debo seguir.

***

RUNNING - EVERMORE




Too many words, too many lies

I can't quite see the truth
When I look into your eyes

I feel I could
And I know I should
Step away, turn around
Let my feet hit the ground

Running  Running Running Running

You don't need a broken heart
To know a heart can be broken
You just need to open your eyes
We don't need to be decieved
To know a lie can be spoken
We don't have to learn everything twice

I don't know, I really don't know
If this castle in the sand
Is strong enough to stand

Clouds come down
Clouds come down

I feel I could
And I know I should
Step away, turn around
Let my feet hit the ground

Running Running Running Running

You don't need a broken heart
To know a heart can be broken
You just need to open your eyes
We don't need to be decieved
To know a lie can be spoken
We don't have to learn everything twice


Cos I know how it feels
All the pain is so real
Cos you sink and you drown
'Till your feet hit the ground

Running Running Running  Running

Cos you don't need a broken heart
To know a heart can be broken
You just need to open your eyes
And we don't need a TV show
To show us which way to go
We just need to do what we know

Whoa

17 de octubre de 2009


Tenía una historia para publicar hoy. Pero ya no quise.

Hoy simplemente ya no quiero nada.
Solo que me abracen y me digan que todo va a salir bien.

Hoy amanecí asustada.
A veces me aterran las cosas que me pasan

Hoy, a pesar del miedo, estoy feliz.

Pero insisto, no quiero nada.

6 de octubre de 2009

UNA REFLEXIÓN (Más tarde que temprano)

Escuchando un Random Playlist en mi oficina., sonó una canción que me trasladó a un incidente de mi vida (ocurrido entre hace 10 y 8 años): Mi primer novio. Y lamentablemente no tengo recuerdos felices de esos dos años de relación. Por eso la canción que me lo recuerda, no es ni de amor rosa, ni de happy ending.

Yo estaba recién llegada a Bogotá. Bastante provinciana, por cierto. Era una de esas niñas que llegan desde la Costa hasta la Capital con un solo par de zapatos cerrados, una chaqueta una mano de jeans y camisetas de tiritas. Simple. En esa época usaba el pelo liso y oscuro y quizá pesaba unos kilos menos.  Era ingenua, virgen y a duras penas me habían besado.

Lo conocí. Estudiaba unos años por encima mio, pero medía casi 15 cms menos. Era Tolimense -pecado mortal para una familia costeña-. No recuerdo si me gustó enseguida. Solo sé que al tiempo su cerebro hizo estragos en mi. Como bajito, inteligente. Como bajito egocéntrico. Como bajito manipulador.

Mi primer poema, mi primera flor, mi primera vez. Por ahí dicen que las vírgenes se enamoran, y puedo dar fe que en mi caso es más que cierto.

No recuerdo detalles de la relación. Creo que mis neuronas decidieron hacer caso omiso. Solo sé que conforme pasaba el tiempo, yo era menos yo, y era más él. Hablaba como él, pensaba como él, caminaba como él. Tenía solo sus amigos, y hacíamos todo lo que él decía. Eso sí, sé que había charlas interesantes y que me gustaba mucho el sexo con él -También es cierto que todo en la cama se empareja-.

Su discurso era simple "Naedie te va a querer tanto como yo" "No eres nadie sin mi". Y yo me lo creí. Creo que la bajita autoestima producto de las maldades de la época del Colegio no estaban superadas en ese momento, por eso fue tan fácil entrar en mi cabeza.

Pero algo en mi interior me decía que yo debía ser libre, volver a ser yo. A ser alguien grande, sola. Pero no lo podía soltar. La relación se tornó agresiva, violenta. Gritos (en privado y en público), llanto (por la mañana, por la noche, entre la cama, en la ducha, en el parque, en la calle), incluso un tipo de violencia: la de tirar cosas (una lámpara, un zapato, la billetera...¨). Yo era infeliz, y me pregunto hoy si él también lo era.

Pero un día abrí los ojos -o más bien, otro hombre me abrió los ojos-. Fue precisamente un mes antes de cumplir dos años de novia. Me reencontré con un personaje me había matado desde siempre. No sé por qué motivo esa vez sí se fijó en mi, y hasta me dio un beso. Un simple beso, que me ayudó a comprender que si podía conquistar el mundo sola.

Volví de vacaciones, terminé con él y por dos meses lloró, pataleó, me rogó. Ahora entiendo que era él el que no podía vivir sin mi.

Salí de ese hoyo negro, decidida a comenzar de cero. Más fuerte, pero con un gran rencor en el corazón y con pocos recuerdos felices.

Pero pasaron los años y el tiempo hizo trabajo. Sin resentimientos, hoy quiero reconocerle a esa persona su crédito respectivo en mi historia (en línea con la canción): si esta historia no hubiera existido, yo no sería tan fuerte, no tendría un corazón tan grande, pero tampoco tendría miedo a enamorarme de nuevo




1 de julio de 2009

AYUDA?

Hoy no escribo par tirar línea o para darles consejos. Hoy escribo porque estoy aburrida y no sé cómo lidiar con eso. Yo no soy una personas aburrida, siempre hablo, me le mido a casi todos los planes, hablo, bailo, hablo, hablo... pero nunca me aburro.O por lo menos eso creía hasta haces unas semanas. Y aunque me duela reconocerlo ESTOY COMPLETAMENTE ABURRIDA.

Y no es ese aburrimiento pasajero de una película o una fiesta tediosa, porque hasta a eos uno le saca el lado bueno o divertido. Es algo más profundo. Aburrimiento extremo si puedo bautizarlo así.

Es decir, ahora, mi estado natural es sentirme aburrida, no feliz, exaltada como antes, sino aburrida, como si le hubieran robado un pedazo a mi alma.

La respuesta de mis amigos. Has cosas por ti. Ayy simple. Hago cosas: leo, veo pelis, estudio trabajo voy a la peluqueria, me acuesto, miro el techo, escribo... mientras tanto me distrae la cabeza, pero al instante siguiente sigo aburrida. El fin de semana estuve en Rock al Parque...
Increíble las 3 horas que pasé allá, pero salí y me aburrí de nuevo.

La pregunta es... ¿será pasajero? ¿qué hacer? ¿Será que simplemente me volví aburrida y tengo que aprender a vivir con eso?

1 de junio de 2009

DIVAGANDO

Hola!!!

Esta semana he tenido millones de cosas en la cabeza, pero una me ha perturbado más que las otras, así que la escribiré para ver si deja de darme vueltas en la cabeza.

¿Para qué hacemos planes?

Me refiero a planes de vida, no planes de fin de semana o planes de rumba o planes con los amigos. Hablo de esos planes a mediano y largo plazo que en algunos casos nos ayudan a tener un norte, a no desviarnos del objetivo. Visto así, suena bastante positivo. Los planes nos ayudan a no andar a la deriva. Pero ¿qué pasa cuando la vida, las situaciones, las circunstancias no permiten que esos planes se realicen? Queda uno viendo un real chispero y todo puede llevar a una crisis. Suena a tragedia, no?

Bueno... sí... está bien... uno no opuede controlar todas las variables, y toca aprender a moverse al vaivén del aquí y ahora. ¿No?

Pero como sobrellevar estos cambios y no sentirse entre frustrado, triste, perdido y hasta embolatao??? Eso es lo complejo. Cuando se plantea este tema, mucha gente dice "Ay pero no hagas planes!!!" y mi respuesta es... eso cómo se hace? Sobre todo en un contexto donde todo te dice que tienes que hacer planes: Ahorra, Estudia, Trabaja, compra una casa, consigue marido, ten hijos. A ver!!!! Con todo este lavado cerebral... cómo no hacerlos?

Otros dicen... solo ten claro el objetivo final de todo y vas construyendo todos los días la forma de lograrlo. Bueno, lo intento. Pero no logro figurarme un solo objetivo final de la vida. ¿Ser Feliz? ¿Estar Tranquila? ¿Comprar una casa? ¿Tener una familia? ¿Ser exitosa?... Osea, podría seguir toda la tarde y tampoco se ubica un fin último al cual armarle un plan de acción.

Tercer consejo. Trázate objetivos en el corto plazo (entendido corto plazo, 6 meses) y luego vas viendo cómo marchan las cosas y vas revaluando. Osea, plan te acción, seguimiento, monitoreo y reestructuración en caso de que falle el plan inicial. Puede ser una buena salida. Pero entonces, hasta qué punto eres tu quien determina el siguiente paso, o son las situaciones las que van a determinar todo por ti...

Demasiadas vueltas... Y aun no encuentro una manera asumir con dignidad y cero cara larga, cuando se me desarman mis planes.

3 de mayo de 2009

¿QUÉ TAN DIFICIL ES PORTARSE MAL?

Este fin de semana, durante una de las tantas celebraciones de mi cumpleaños número 28, me sorprendió que la hija de una de mis grandes amigas respondiera al momento de partir la torta "no gracias, estoy haciendo tarea"... Ok... Tarea??? Un sábado a las 11 p.m.?? Y le dice que no al cheescake??? Eso si se llama juicio...

Luego, hablando con ella hoy le pregunté si alguna vez había dejado de hacer la tarea, si había ido al Cole sin bañarse, si había subido los pies sobre el pupitre durante una clase. La respuesta... NO. Rotundo, sin titubear. -Ahora supongo que nunca ha echado papelitos, o tirado tiza en el curso-. Peor aún, cuando le pregunté, por qué no había aceptado la torta, y dijo "porque si comía sobre el cuaderno, se le ensuciaba"... Creo que me mintió para no aceptarme que para ella es más divertido hacer la tarea que comer ponqué.

Le dejé de "tarea" que le echara cabeza -sin compromiso- a la propuesta de no hacer lo correcto alguna vez. Y dijo que no. Ella insiste en que no necesita portarse mal. Y tiene 10 años!!! Claridad mental total. Más rayador aun cuando uno a los 28 cree que portarse "bien" es a veces aburrido.

Supongo que a la edad de Manu yo podía ser igual de juiciosa. Pero lo que recuerdo es que a los 12 -osea en segundo de bachillerato- las maldades eran algo así como mi fuerte: Volarse del colegio, saltar paredillas, hacer graffittis en esas mismas paredillas, echar un peo químico para no dar clase de matemáticas... todo en compañía de mis amigas las "Urracas"... Osea, yo no era la única, nos portábamos mal en grupo. En fin... Era fácil portarse mal hace 15 años.

Hoy a los 28, me pregunto qué tipo de maldades hago. Y ninguna relevante. Cuando uno crece las maldades son casi delitos. ¿A esta edad qué tipo de maldades se pueden hacer?
  • Fumarse un porro? (está a punto de ser penalizado conm cárcel);
  • robarse algo de un almacén? (podrías pasar horas en el sótano del éxito por eso);
  • volarse un semáforo rojo (si no te estrellas se zampan un parte);
  • llegar tarde a la oficina? (Mejor no, se te acumula el trabajo y te toca trabajar hasta más tarde);
  • Emborracharse entre semana? (el guayabo en el trabajo es demasiado atroz como para pensarlo dos veces)
  • Tener sexo en público? (nooo qué pena y qué frío)
Se les ocurre alguna otra?

Dicen que crecer es aburrido. Y creo que si. Si lo medimos en maldades... definitivamente saltarse las reglas a los 10 era mucho más entretenido...