Mostrando entradas con la etiqueta feminización. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta feminización. Mostrar todas las entradas

14 de junio de 2009

AHORA NOSOTRAS NECESITAMOS UN MANUAL

Esta semana en uno de mis ratos libres me topé con un comercial de televisión en el que un hombre -sentado en la mesa de un bar con sus amigos- le dice al que se presume su mejor amigo "me acompañas al baño"... y al ratico mira el celular, manotea y con voz de consentido le dice a su amigo -quien ya está rayado- "ay ella nada que me llama". Total, si no la han visto, es un comercial del shampú EGO, el que tiene como lema que los hombres que no lo usan se "afeminan", y no en el sentido gay del término.

Comentando esto con una de mis grandes amigas tomé la decisión de violar el nombre de mi blog y sentar una sentida protesta ante la curva descendente de la testosterona en los hombres que hemos conocido en los últimos años. Repito no se trata de que sean homosexuales, sino que estamos viviendo que los manes cada vez son más nenas. (Aunque mis amigos ya esten buscando piedras para lincharme, me sostengo).

¿Cuál es el punto? Que los hombres se han convertido en un mar de contradicciones:
Asumen posiciones de meros machos en algunos momentos, pero al siguiente, están convertidos en lady pink, demostrando una sensibilidad extrema. Ellos nunca entendieron lo que era el término medio: ni tan cavernícola, ni tan barbie. Ellos pasan de un lado a otro, como cuando una mujer tiene ataque hormonal porque le viene su periodo (incluso ese derecho ya nos lo están arrebatando).

Ahora, si la feminización de los hombres fuera para asuntos positivos que nos beneficiaran a las mujeres, estaría celebrando. Pero no... ahora tenemos que "entenderlos". No comprendo por qué no se feminizaron para ser más delgados -y churros, por ende-; no pegarle a sus esposas; aprender a cambiar pañales; cocinar y lavar platos sin refunfuñar... Por el contrario, se feminizaron para no saber lo que quieren; entrar en crisis por una pelea familiar; entrar en crisis porque no les alcanzó la plata; entrar en crisis por que la nena pagó una cuenta; entrar en crisis porque los "utilizaron"; entrar en crisis porque si, porque no, porque también, porque ajá". Crisis?????????????????????

Por esto pregunto: ¿A dónde se fue la testosterona? Quien sabe... Pero estos son los síntomas de su ausencia:

- A una amiga un man le dijo "es que yo tengo miedo de que me utilices, tires conmigo y me botes"... Y el personaje no le había ni siquiera invitado el primer tinto. Ahora resulta que son ellos los "utilizados"
- Por ahí tienen conciencia. He escuchado a algunos decir que les da remordimiento poner los cuernos, pero solo en el discurso porque por ahí se las van comiendo a todas y luego se dan golpes de pecho. (Ya todos conocen mi posición sobre la fidelidad)
- Se rayan, porque se envidean y la película no les salió como querían
- Llaman luego de una cita y preguntan "¿por qué no me habías llamado?"
- No saben lo que quieren. Plantean el discurso de la libertad, pero cuando la nena lo aplica, ella es demasiado libertina, no les sirve. Pero si la pobre víctima se comporta como novia, tampoco sirve. Es como una crisis de identidad femenina: Hoy si quiero, pero mañana no.
- Se hacen los difíciles cuando una mujer les cae. O peor aún, les parece de quinta que una mujer les caiga. O si quieren algo más terrible: se llenan la boca alegando que es maravilloso que una vieja se los pida de frente, pero salen corriendo cuando se topan con la primera valiente que lo hace.

Pero eso no fuera problema si por el otro lado:
- No buscaran mujeres lindas y exitosas, pero que a su vez sean unas damas en la calle, putas en la cama, y entran en crisis de celos cuando ella habla de sus socios exitosos y sus churros compañeros. Exitosa pero sumisa.
- No quieren que la nena gane más que ellos
- Siguen esperando que ella haga el desayuno
- Pretenden serguir siendo los "machos alfa", pero llorando si se los comen y los botan.
- y siguen creyendo que una minifalda es un buen motivo para el abuso

Entonces, cómo lidiamos con esto? Dónde encontramos el manual?
Yo solo sé que hace 8 años, todo era más fácil con ellos: o querían novia o querían solo sexo, y uno tenía novios o amantes. Pero ahora, nos va a tocar ir a donde una pitonisa para saber qué quieren y cómo comportarnos

Acepto descargos e insultos... pero prefiero las voces de apoyo...