Mostrando entradas con la etiqueta infancia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta infancia. Mostrar todas las entradas

28 de diciembre de 2011

Yo fui una 'niña Barbie'

¡Encontré mis Barbies!
Fue lo primero que se me vino a la cabeza cuando abrí la caja dentro del clóset y vi los pelos rubios y los vestidos rosas que me remitieron inmediatamente a mi infancia.

Las había dado por regaladas. Es más, creí que ya habían sido destrozadas por el ejército de primas chiquitas, quienes se hicieron acreedoras de la herencia: el Ferrari rojo, el Boogie -carro de playa-, el set de cocina, de cuarto, de piscina, de esta logia de muñecas que hicieron gran parte de mi historia. Pero no. Mi mami guardó 10, de las 23 Barbies pertenecientes a mi hermana y a mi, y un Ken. Una serie de zapatos y unos vestidos.

Las sobrevivientes


Las muñecas están completas: vestidos, accesorios, zapatos e implementos de trabajo. Y, sobre todo, su pelo y su sonrisa, se mantienen  perfectas, como si el tiempo no les hubiera pasado por encima. Y fui feliz, porque retrocedí más de 16 años en el tiempo.

Yo jugué con las Barbies hasta los 14. La primera que me regalaron fue la llamada 'Cristal', que sufrió los embates de la curiosidad infantil: pensaba que a las muñecas les crecía el pelo y se lo corté todo. Claro, lloré mucho -no sé si por el regaño de mi mamá o por haber visto roto mi ilusión de verle crecer el pelo a la muñeca. Y desde ese momento, cada año llegaba una diferente. No recuerdo el orden, solo sé que la última que llegó marcada Para Naty del Niño Dios fue la Barbie edición Bennetton. A mi hermana le siguieron regalando unas más, que también hacen parte del grupo que aún existen.

Si bien muchos de ustedes se deben estar preguntando cómo paso de hablar de sexo en un baño o de condones, a postear sobre las Barbies, he aquí la respuesta: A ellas les debo poder escribir.

¿A ver cómo es esto?

Jugar a las Barbies era tejer todos los días de vacaciones una historia diferente. Eran novelones dignos de Corin Tellado o de alguna productora Mexicana o Venezolana. Recuerdo que había hermanas que terminaban peleando a muerte por un hombre; amigas que definían vengarse de un tipo que les rompió el corazón; dramas de hijos adoptados, abandonados o familiares enfermos... Secuestros, extorsiones, asesinatos. Con las Barbies aprendí a contar historias y a crear personajes.

Las Barbies eran todo lo que yo querían que fuera: buenas, malas; inocentes, astutas; enfermas, saludables; flojas o deportistas... Cada personaje, cada día era diferente. Y como casi siempre el juego era entre mi hermana Dany y yo, nos tocaba a cada una actuar varios personajes. Entonces, aprendí a ponerme en situaciones.

Claro que tuvo otros beneficios, como hacer amigos en el edificio nuevo porque tenía además de la Barbie, el carro de la muñeca, la cama, el tocador y miles de asuntos más que el promedio de niñas de mi edad.

No sé qué mitos haya ahora respecto a las muñecas de niñas. Peor aún, no sé en qué andan las tendencias -si las Bratz o las Monster o no se qué-... Solo sé que jugar con Barbies hace parte importante de mis recuerdos entre los 7 y los 23 años. Y como recordar es vivir, les dejo las fotos de las muñecas que existen intactas gracias a mi mamá, que las guardó todos estos años.


19 de marzo de 2010

FELIZ CUMPLEAÑOS

Siempre he creído que celebrarle a un niño o niña su primer año de vida es más un asunto de los padres y familiares que del Bebé mismo. A ver si uno se acuerda del primer cumpleaños. Si no fuera por las fotos, vaya que no tendríamos ni idea.


Y creo que este es el caso. Hace un año, 19 de marzo pasadas las 12 de la madrugada, en una jornada de desvelo ocioso y hablando con una de mis mejores amigas, definí abrir este Blog. El nombre: "No es cuestión de hormonas" nació simplemente del asunto llamado las hormonas femeninas y todo el desastre que conllevan consigo, y que a los hombres les cuesta trabajo entender. Pero es que las mujeres no somos solo hormonas. Ayuda a sacarle la piedra a la contraparte, a llorar sin motivo, a pedir que nos consientan. Pero no somos solo eso. También somos malas por decisión, brujas cuando queremos y las más lindas cuando nos lo permiten.

Ese fue el motivo. Escribir sobre las personas, sus relaciones, sus crisis. Y aquí vamos. Superando las expectativas, muchos seguidores, críticos y visitas.

Gracias por leerme durante este año. Y especialmente un beso a todos los que se ponen a la tarea de comentar (no saben lo feliz que me hacen).

Ahora, espero que sigan pasándose por aquí, para que sigan sintiendo y pensando conmigo.

Bueno, ya!!! mucha carreta existencialista (Sorry, pero los cumpleaños me ponen en modo cursi on). Para conmemorar este año he decidido invitar a mis amigos también blogueros para que escribieran algo.

Algo???? Me preguntaban. Si algo. Algo sobre el otro género, algo sobre los hombres, sobre las mujeres, sobre las relaciones... Algo, lo que quieran!!! Porque Si bien las mujeres no podemos vivir sin los hombres, y ellos sin nosotras... Vivimos en una confrontación natural a ver quién da más!!

Así que a partir de hoy, y por varios días asistirán en #MiBlog al especial "GUERRA DE GÉNEROS", donde hombres, mujeres y gays expondrán sus ideas sobre cualquiera de los temas que quepa en el complejo expectro de las relaciones enre hombres y mujeres, mujeres y mujeres, hombres y hombres, todas con todos y en sentido contrario.

Espero que les guste y gracias a los que colaboraron con sus letras!!!!!



FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!!!

1 de febrero de 2010

IMÁGENES Y PALABRAS

Ciertamente la familia es el pilar de todo. Mi papá y mi mamá me mandaron por estos días una serie de fotos de cuando éramos chiquitos y ellos eran más jóvenes. Y me acordé que tenían en otro lado algo que mi papá escribió cuando yo era un bebé (el talento se hereda, no se hurta). Algunos ya lo han leído, pero creo que vale la pena la relectura.
***

NATALIA


Se quedaba mirándome, con una fijeza tierna, mientras su mano apretaba mi dedo índice. Sonreía sin malicia. No sabía qué hacer en esos momentos. Solo se me ocurría cantar como un tonto aquella vieja canción de Los Beatles… let it be…let it be…Déjalo ser, déjalo ser, y la recomponía casi que a voz en cuello, agregando " dime...solamente dime..." etc.




Ella se quedaba quieta, acurrucada contra mis brazos, yo no cabía en el pellejo e la dicha. Su corazón palpitaba más acelerado que el mío y solo me atrevía a pesarle tímidamente la mano por la cabeza, sintiendo su bello suave escaparse entre mis dedos.

Cerraba los ojos, mientras su calor me daba fuerzas para batallar todos los días contra la neurosis que nos cercaba en forma impune y con saña. Era un estado especial de ensueño al que era lanzado todos los días, desde muy temprano, casi desde las 5 de la mañana. Algunas veces dormido la atendía o hacía una caricia ciega, cargada de toda esa ansiedad que nos otorga el subconsciente.

A veces la tomaba por los pies y se los moldeaba, era maravilloso.... Así, uno a uno fueron sumándose nuestros descubrimientos y el llanto más de una vez se instaló a nuestro lado, sin darnos tregua y regalándonos esa rabia tan necesaria para alcanzar los estados primarios del homicidio.

Ahora que recuerdo todo esto, desde esta celda fría y húmeda descubro que solo había un momento en que se generaba un molesto placer: cuando Ulrica me la quitaba y se la pegaba en la teta".

***

ACLARACIÓN: Ulrica es mi mamá... El verdadero y único, aunque a veces enfermizo (de parte y parte), amor de mi Papá

8 de noviembre de 2009

ME, MYSELF AND I

Esto es un reencauche.. hace un año lo escribí para una clase... Luego, me tocó escribir un desagravio... porque mi hermana se sintió ofendida porque no le dediqué más espacio... Aquí van ambos escritos
Espero que me conozcan un poquito más a partir de estas palabras



***

Cuando llegué a Bogotá hace 9 años, 7 meses y 12 días era una provinciana más. De tierra caliente. “Calentana” para ser más exacta. De esas que llegan con un par de zapatos cerrados, una chaqueta para el frío y un sinnúmero de camisetas y pantalones que sin problema pueden traerse de la costa. Salí de Barranquilla obligada por el tedio, aburrida por la mediocridad y con las promesas de venirme a vivir a una ciudad “maravillosa donde puedes ser un espíritu libre”, en palabras de mi prima Claudia, la única que se atrevió a salir de casa sin casarse.
Así llegué al frío de la capital, que en ese momento me aturdía, pero hoy me parece el estado ideal de las cosas. El calor me molesta, me da coma de sueño… no me deja pensar. Ya estoy “adoctrinada por los cachacos”, como dicen mis tíos. Con 27 años, sin novio y a punto de ser la solterona exitosa de la familia. “Te va a dejar el tren”; “a los hombres no le gustan viejas, niña”; “¿cuándo me vas a dar nietos?”; “mira que estar sola en la vejez no es bueno”, son las frases más comunes que escucho durante las vacaciones en mi natal Barranquilla, seguidas por “eché, ya no se te nota el acento”; “nojoda necesitas un bronceado” y “cómo te has engordado”. Cuando se termina el memorial de agravios comienza el tema político.

Trabajo con Gina Parody. Soy la jefa de comunicaciones y asesora en temas de género. Para ellos es un cargo importante y se sienten orgullosos. Hablo en plural, no porque se trate de mis padres y hermanos, sino que incluye a mis 11 tíos del lado materno, y a los 7 tíos paternos con los respectivos abuelos, primos y esposas y esposos. Aunque creo que les generaba más emoción cuando era periodista de RCN Radio, bajo el mando de Juan Gossaín. Ahí me seguían la pista a diario. Eran fanáticos intensos, de esos que te llaman con cada aparición o con cada error. Quince días hábiles al año los visito, tiempo que permite el régimen laboral de los empleados.

Mis prioridades son mi trabajo, mis papás y mis amigos. Ahora se incluye en el top mi hermanito menor, Sebastián, que acaba de llegar a vivir conmigo. Estudia música. Batería es su instrumento, y me da conciertos a diario, hasta las 11 de la noche. Menos mal no me ha traído adicionalmente problemas con los vecinos. Mi hermana Daniela clasifica cuando está de visita en el país. Vive en Alemania.
Bailo bien, canto mal. Y he superado esa actitud, que me caracterizó durante el pregrado, de ser insoportable, que mira por encima del hombro y que tiene delirio de superioridad absoluta. Mi amigo David me lo recuerda cada nada. Ya está claro que hace 5 años no me aguantaba. Pero hoy, soy algo como su alma gemela. Él no insiste en que vaya a terapia, como Johanita. Una cordobesa que a pesar de la edad mantiene la inocencia intacta. Es como mi hermana menor adoptada. Sus palabras favoritas son “Naty, acuérdate de que no tienes que cargar con los problemas de la humanidad”. Ella me tranquiliza y creo que tiene razón: a veces necesito de un sicólogo. Mauro me aguanta. Ingrid, Naty, Anita y Ángela me alcahuetean todo. Andrea es el polo a tierra. Entre mis amigos tengo el equilibrio que me falta. Y me recuerdan el valor de conocerse cada vez a uno mismo.

El delirio de Sor Teresa de Calcuta lo heredé de mi mamá. Ella quiere cambiar el mundo, ayudando a todo su universo circundante. Siempre me pregunto cuándo comenzará a vivir su propia vida. Mi papá me heredó, además de los rizos, la capacidad de análisis y un poco de su neurosis. De ambos, el amor por la lectura y el buen cine. Sus mayores enseñanzas: la responsabilidad y la autoconciencia. Ambos son el dream team. No los veo por separado, aunque a veces parece que no se soportaran. Pero ahí está el encanto.

Impaciente, perfeccionista, llorona. “Llorenco” me apodaron alguna vez. Aprendí a afrontar las traiciones con fortaleza y a perdonar los errores de los demás. Menos la ignorancia, la falta de criterio y la falta de autoestima. Prejuzgo y mucho, y creo que por eso me he perdido de muchas cosas. Si bien soy proclive a corregir mis errores, esos me han quedado grandes. Mauro me describe como apasionada y que la vida me ha enseñado más que la academia, y quizá tenga razón.

No como verduras, fumo y tomo más de lo recomendable. Mido más que el promedio; calzo 40, lo que en Bogotá es un problema (el promedio el 37 y casi ningún almacén vende mi número). Quiero ser ministra y algún día vivir en una isla, ver el atardecer y leer solo literatura.

Escribo todo el día, desde proyectos de ley hasta frases alentadoras para pésames. Soy buena en lo que hago, y me encanta saber que mi Jefa cree que soy la mejor, pero me cuesta escribir sobre mí. Lo bueno es que acabo de descubrir que no he perdido la capacidad de reírme de mí misma.

***

DESAGRAVIO A MI HERMANITA

El motivo de escribir de nuevo tan pronto (teniendo en cuenta que nunca lo había hecho) es un pequeño desagravio a mi hermanita Daniela... Bueno, ni tan hermanita, porque tiene 23... La explicación del por qué no le dediqué más palabras fue el espacio... (si me pasaba, no me recibían el trabajo... y hay que ir por el 5.0... Aclamado)


Pero lo que m faltó decir de ella es que -aunque no nos aguantamos viviendo juntas- es la única persona que literalmente "me ha dado en la jeta"... A pesar de mi tamañito, cuando chiquitas, en una pelea logró darme duro... Imagínense la ira que sentía por haberle desarmado el cuarto completo de la barbie mientras jugaba.... sin mí...

La extraño siempre... eso de vivir a un océano de distancia es demasiado... me gustaría coger un bus e ir a visiarla seguido, pero la vida laboral (eso de tener 15 días hábiles de descanso al año no ayuda) no me lo permite...

Siempre he dicho que es divina, que se debió quedar de modelo... o no? Pero la vocación por la ciencia le ganó a la pasión por el dinero. Solo espero que haga algún descubrimiento grande para que me pueda mantener mientras escribo mi novela en una isla...

Te amo hermanita....

3 de agosto de 2009

ACTITUDES EJEMPLARIZANTES

SERÁ QUE HABRÁ ALGÚN CAMBIO???
Solo creeré en esto cuando condenen al violador y sancionen a quienes lo dejaron libre!!!

Investigan a funcionarios judiciales que ordenaron libertad por falta de traductor

Por: Elespectador.com

Richard James Williams, sindicado de abusar sexualmente a un menor, quedó en libertad.

La Presidenta del Consejo Superior de la Judicatura, Magistrada Maria Mercedes López Mora, solicitó a las autoridades competentes, iniciar las correspondientes investigaciones para determinar si los administradores de justicia en el circuito judicial de Cartagena, están comprometidos con la liberación de un ciudadano ingles por falta de un traductor.

Los medios de comunicación dieron cuenta el pasado jueves 30 de julio que el ciudadano Richard James Williams, sindicado de abusar sexualmente a un menor, quedó en libertad porque en la audiencia de legalización de captura realizada en su contra, no hubo un traductor que leyera sus derechos en su idioma, como lo disponen las leyes vigentes.

Los medios informaron que Williams, llegó procedente de Londres, siendo capturado en flagrancia por la Policía en el centro comercial Caribe Plaza, cuando sostenía relaciones sexuales con un menor de edad, y quien quedó a disposición del Fiscal 18 de Cartagena.

1 de agosto de 2009

ACTITUDES EJEMPLARIZANTES

Anoche vi una noticia que me provocó risa, pero hoy me puso a pensar.
Decía el titular: "Por falta de traductor, dejan libre a presunto violador"

Resumen: Agarran el flagrancia a un francés que estaba violando a un niño. Lo llevan a la audiencia de imputación de cargos, y no había cómo explicarle al extranjero de qué lo culpaban, porque no había traducción simultánea.

Ok, la lógica indica que no se le podían violar sus derechos, y que es necesaria la traducción. Pero la pregunta. Cómo la defensa del niño permitió que esto pasara? Apuesto a que si no se tratara de un pobre niño cartagenero, que no le preocupa a nadie, la cosa hubiera sido diferente.

Pero el fondo es más grave aún. Aquí no hubo un hecho ejemplarizante para un delito que debería generar el mayor de los rechazos: la explotación sexual comercial infantil en Cartagena. Nuestro corralito de piedra está convertido en un paraíso del turismo sexual, y los extranjeros llegan pensando que allá pueden hacer lo que sea con los niños y las niñas

Hace un tiempo estuve haciendo una investigación sobre el tema en Cartagena y lo que vi y oí fue espeluznante.

  • Niñas de 8 años ofrecidas en la calle por sus madres a los hombres a cambio de cualquier peso.
  • Niñas de 14 años ante la presión de "ser productivas" y llevar plata a la casa, se pasean por el Parque Centenario en Cartagena, frente al Centro de Convenciones, donde se insinúa a cuanto transeúnte pasa, para que por un mínimo precio, la lleve a su hotel.
  • Taxistas, vendedores ambulantes o quienes alquilan carpas en cualquier playa son los promeros contactos para conseguir un niño o niña para explotarlo sexualmente
  • Historias de buques de carga orientales, cuyos marines seducen niñas, se las llevan con ellos en altamar y las tiran al mar cuando o se aburren o están llegando a sus países de orígenes.
  • Se consiguen fácil: solo hay que usar palabras mágicas como “tiene una pollita para mi amigo”, para conseguir niñas o niños. “Solo dígame cómo la quiere y a donde se la llevo… Eso sí, me paga el transporte y la tarifa la arregla con ella”. Será la respuesta más común

Y podría seguir contando... El punto es, que en una sociedad como la cartagenera, donde los derechos de los niños y niñas equivalen a cero, tener actitudes como la de dejar libre al franchute que violó a un niño, porque no había traductor, no solo es absurdo, sino inadmisible.

3 de mayo de 2009

¿QUÉ TAN DIFICIL ES PORTARSE MAL?

Este fin de semana, durante una de las tantas celebraciones de mi cumpleaños número 28, me sorprendió que la hija de una de mis grandes amigas respondiera al momento de partir la torta "no gracias, estoy haciendo tarea"... Ok... Tarea??? Un sábado a las 11 p.m.?? Y le dice que no al cheescake??? Eso si se llama juicio...

Luego, hablando con ella hoy le pregunté si alguna vez había dejado de hacer la tarea, si había ido al Cole sin bañarse, si había subido los pies sobre el pupitre durante una clase. La respuesta... NO. Rotundo, sin titubear. -Ahora supongo que nunca ha echado papelitos, o tirado tiza en el curso-. Peor aún, cuando le pregunté, por qué no había aceptado la torta, y dijo "porque si comía sobre el cuaderno, se le ensuciaba"... Creo que me mintió para no aceptarme que para ella es más divertido hacer la tarea que comer ponqué.

Le dejé de "tarea" que le echara cabeza -sin compromiso- a la propuesta de no hacer lo correcto alguna vez. Y dijo que no. Ella insiste en que no necesita portarse mal. Y tiene 10 años!!! Claridad mental total. Más rayador aun cuando uno a los 28 cree que portarse "bien" es a veces aburrido.

Supongo que a la edad de Manu yo podía ser igual de juiciosa. Pero lo que recuerdo es que a los 12 -osea en segundo de bachillerato- las maldades eran algo así como mi fuerte: Volarse del colegio, saltar paredillas, hacer graffittis en esas mismas paredillas, echar un peo químico para no dar clase de matemáticas... todo en compañía de mis amigas las "Urracas"... Osea, yo no era la única, nos portábamos mal en grupo. En fin... Era fácil portarse mal hace 15 años.

Hoy a los 28, me pregunto qué tipo de maldades hago. Y ninguna relevante. Cuando uno crece las maldades son casi delitos. ¿A esta edad qué tipo de maldades se pueden hacer?
  • Fumarse un porro? (está a punto de ser penalizado conm cárcel);
  • robarse algo de un almacén? (podrías pasar horas en el sótano del éxito por eso);
  • volarse un semáforo rojo (si no te estrellas se zampan un parte);
  • llegar tarde a la oficina? (Mejor no, se te acumula el trabajo y te toca trabajar hasta más tarde);
  • Emborracharse entre semana? (el guayabo en el trabajo es demasiado atroz como para pensarlo dos veces)
  • Tener sexo en público? (nooo qué pena y qué frío)
Se les ocurre alguna otra?

Dicen que crecer es aburrido. Y creo que si. Si lo medimos en maldades... definitivamente saltarse las reglas a los 10 era mucho más entretenido...